Células Bipolares

La célula bipolar denomina una técnica electrolítica con la que se consigue un rendimiento superior al de una célula convencional o monopolar. Este término es a veces confundido con la inversión de polaridad, procedimiento usado en la mayoría de los cloradores para desincrustar los depósitos de cal sobre los electrodos.

En una célula bipolar un electrodo emite y absorbe carga del mismo signo simultáneamente. De esta forma una de las superficies del electrodo se comporta como cátodo y la otra como ánodo durante un mismo ciclo de polaridad.
El diseño de este tipo de célula implica salvar distintas dificultades de carácter  electroquímico y mecánico.

En particular, el recubrimiento catalítico debe oponer una resistencia eléctrica muy baja y al mismo tiempo presentar gran resistencia mecánica y a la corrosión lo cual no siempre es fácil de conseguir. La experiencia de Naturalchlor en recubrimientos catalíticos le ha permitido desarrollar un célula bipolar e implementarla con éxito en sus equipos de cloración salina.
En una célula bipolar se obtiene una distribución de corriente mucho más eficiente que genera mayor cantidad de cloro por amperio. Este mayor rendimiento electrolítico sumado a la mayor eficiencia de las fuentes de alimentación Switch Mode dota a los equipos Naturalchlor de un rendimiento total muy superior al de una clorador convencional.

Por otro lado las células bipolares necesitan menor volumen y trabajan con menor intensidad de corriente. Este último factor determina el diámetro de los cables y conectores y es fundamental en el diseño de grandes potencias que hasta hoy sólo Naturalchlor ha desarrollado con éxito.