Tecnología - Electrodos

Naturalchlor es el único fabricante de cloradores del mundo que produce sus propios electrodos. Esta condición única de especialista en recubrimientos catalíticos explica la ventaja tecnológica de Naturalchlor en la industria de la cloración salina.
  
Los equipos Naturalchlor se distinguen notablemente en el mercado de la electrólisis salina debido a la utilización de técnicas más potentes y evolucionadas. En particular, la generación de potencia mediante fuentes Switch Mode y la utilización de una célula Bipolar.

La aplicación de estas tecnologías es única en el mercado de los cloradores y ha permitido la producción de equipos industriales de gran potencia cuyo diseño sería de otro modo inviable. Sólo Naturalchlor es capaz de producir hoy en día maquinas de gran capacidad de producción para cualquier tamaño de proyecto. Esta tecnología ha sido también aplicada a los equipos domésticos que se han beneficiado de un rendimiento, fiabilidad y resistencia sin igual en el mercado.



 

Tecnología - Alimentación Switch Mode

Una de las características exclusivas de los equipos Naturalchlor es la utilización de fuentes de potencia Switch Mode. El diseño tradicional de un convertidor lineal  AC-DC (rectificador) utiliza como componente principal un transformador que funciona a la frecuencia de la red (50 Hz). Ello implica un tamaño grande de este componente cuyo peso y volumen pueden ser considerables, especialmente si se utiliza en aplicaciones de potencia. A la salida del transformador la señal alterna de bajo voltaje es filtrada mediante diodos, con sus inherentes perdidas por calor  y, por último, filtrada utilizando grandes condensadores e inductores.

El diseño de una fuente Switch Mode se basa en una compleja combinación de componentes analógicos y semiconductores de potencia gobernados por un microcontrolador. La rectificación se lleva a cabo en primer lugar tras lo cual la señal se conmuta a una frecuencia superior a la de entrada utilizando transistores de efecto de campo (FETs) para minimizar perdidas.

Esta frecuencia elevada permite la utilización de transformadores y condensadores muy pequeños en las etapas subsecuentes y una consiguiente reducción del peso y del volumen de la fuente.

Las fuentes Switch Mode presentan un coste elevado debido a su complejidad de diseño y a los componentes utilizados. Además, un esfuerzo considerable ha sido necesario por parte de nuestro equipo de desarrollo para poder adaptar con éxito esta técnica, desarrollada en un principio para aplicaciones IT, a la electrolisis de sal. Sin embargo, las ventajas obtenidas son considerables:

Rendimiento:
Debido a su modo de regulación y a la ausencia de elementos disipativos, las fuentes Switch Mode presentan un rendimiento mucho más elevado que una fuente lineal, pudiendo superar el 95%. Nuestros cloradores consumen menos electricidad y producen más cloro.

Regulación:
Las fuentes Switch Mode permiten un control de la potencia de salida muy preciso. Nuestros electrodos trabajan siempre en el punto óptimo de la curva de potencia. La producción de cloro se modula interrumpiendo periódicamente el tiempo de carga. Estas dos características, imposibles en fuentes convencionales, tienen como consecuencia un aumento muy considerable de la vida de los electrodos. Nuestros electrodos trabajan sólo una fracción del tiempo para producir la misma cantidad de cloro.

Dimensiones:
Nuestros cloradores son considerablemente más ligeros y pequeños. Esto incide directamente en el coste de transporte y en sus posibilidades de instalación

Disipación de calor:
Las fuentes Switch Mode  liberan muy poco calor lo que puede permitir su instalación en emplazamientos restringidos

Ausencia de partes móviles:
El control totalmente electrónico de la potencia permite la ausencia de relés o interruptores mecánicos expuestos a corrosión.

 

 

Tecnología - Célula Bipolar

La célula bipolar denomina una técnica electrolítica con la que se consigue un rendimiento superior al de una célula convencional o monopolar. Este término es a veces confundido con la inversión de polaridad, procedimiento usado en la mayoría de los cloradores para desincrustar los depósitos de cal sobre los electrodos.

En una célula bipolar un electrodo emite y absorbe carga del mismo signo simultáneamente. De esta forma una de las superficies del electrodo se comporta como cátodo y la otra como ánodo durante un mismo ciclo de polaridad.
El diseño de este tipo de célula implica salvar distintas dificultades de carácter  electroquímico y mecánico.

En particular, el recubrimiento catalítico debe oponer una resistencia eléctrica muy baja y al mismo tiempo presentar gran resistencia mecánica y a la corrosión lo cual no siempre es fácil de conseguir. La experiencia de Naturalchlor en recubrimientos catalíticos le ha permitido desarrollar un célula bipolar e implementarla con éxito en sus equipos de cloración salina.
En una célula bipolar se obtiene una distribución de corriente mucho más eficiente que genera mayor cantidad de cloro por amperio. Este mayor rendimiento electrolítico sumado a la mayor eficiencia de las fuentes de alimentación Switch Mode dota a los equipos Naturalchlor de un rendimiento total muy superior al de una clorador convencional.

Por otro lado las células bipolares necesitan menor volumen y trabajan con menor intensidad de corriente. Este último factor determina el diámetro de los cables y conectores y es fundamental en el diseño de grandes potencias que hasta hoy sólo Naturalchlor ha desarrollado con éxito.

 

 

Tecnología - Cloradores Industriales

Naturalchlor ha desarrollado una amplia gama de cloradores de gran capacidad y alto rendimiento destinada a piscinas públicas, hoteles, parques acuáticos y, en general, a cualquier tipo de gran instalación. La gama abarca desde los 200 g/h hasta los 3.000 g/h de producción por módulo. Los cloradores comerciales SMCP concentran todos los avances técnicos y son el mejor representante del alto grado tecnológico alcanzado por Naturalchlor en tratamiento de piscinas. Ningún otro equipo del mercado presenta capacidades de producción tan elevadas con un tamaño tan compacto ni una duración del electrodo de similar: 45.000 horas.   

Las instalaciones de cloración salina comerciales suponen ventajas aún más notables que las instalaciones domésticas. Las grandes necesidades de desinfección de las piscinas públicas conllevan presupuestos muy elevados para la compra, la manipulación y el almacenamiento de productos químicos. La instalación de un clorador industrial, sin embargo, no difiere sustancialmente de una instalación domestica siendo y su instalación es sencilla incluso en piscinas en funcionamiento.

  • Célula bipolar
  • Fuente de alimentación Switch Mode
  • Duración del electrodo: 45.000 horas
  • Módulo estanco refrigerado por circuito hidráulico
  • Sistema compacto: célula, alimentación y control en un mismo módulo
  • Célula autolimpiable fácilmente accesible
  • Amplio rango de salinidad de trabajo (3 – 35 g/l)
  • Monitorización y control electrónico de la producción de cloro
  • Contador de horas de funcionamiento
  • Distintos sistemas de protección: temperatura, agua, sobrecarga, etc.
  • Regulación automática de pH (opcional)